Consideraciones sobre la reforma electoral en Asturias

Hace diez días los asturianos hemos visto alejarse la oportunidad de tener un sistema electoral más proporcional en nuestra región, que además mantenía las territorialidad de las tres circunscripciones (una parte de los diputados se elegiría compensando los votos que no fueron utilizados en cada una de las circunscripciones). Además, el proyecto incorporaba otros avances pioneros en España.

Frente al apoyo de IU y UPyD, la reforma de Ley Electoral asturiana ha sido rechazada con los votos en contra de Foro Asturias, PP y PSOE.

Junta General Principado Asturias

Foro Asturias (FAC): La diferencia entre proponer ideas y rechazar todas las ideas que no sean la mía propia

El partido de Francisco Álvarez-Cascos tenía una propuesta alternativa para la reforma de la Ley Electoral: aumentar el número de circunscripciones, considerando que así se conseguiría acercar a representantes y representados.

La relación entre tamaño de circunscripciones, proporcionalidad y representatividad es un debate constante en la ciencia política. La propuesta de FAC fue escuchada y no obtuvo más apoyos porque, al igual que la hay a favor, también hay una argumentación en contra del aumento de circunscripciones.

Por la frustración de ver su idea rechazada, FAC opta por refugiarse en su propuesta y nada más. Una vez asumido que las circunscripciones van a seguir siendo tres, para este partido es preferible no corregir la proporcionalidad a la hora de asignar los escaños y no introducir los avances de la Ley antes que hacerlo.

Partido Popular (PP): Ocuparse de la Ley Electoral no excluye ocuparse de otros temas “más importantes”

Dejando un lado el atrevimiento de Cherines al afirmar que a los asturianos nos importa “un bledo” la Ley Electoral, conviene recordar que el fondo de este debate no es su mayor o menor importancia. Es un debate más entre los muchos que se producen en la Junta General del Principado y se pide una posición argumentada.

Aludir a la conveniencia del debate entra dentro de la libertad de expresión de Cherines en su intervención, pero un voto en contra no puede ir razonado únicamente porque “no es un tema importante”. El trabajo de un grupo parlamentario implica tiempo y energía para ocuparse de cuestiones muy variadas, y por supuesto que hablar de le Ley Electoral no puede significar en ningún caso dejar a un lado temas como el empleo.

Partido Socialista (PSOE): La diferencia entre acometer una reforma por pasión y por obligación

El voto en contra del PSOE a la reforma fue el que hizo que no se aprobase y dejó al ejecutivo de Javier Fernández en una posición delicada. Los socialistas gobiernan en minoría con el apoyo de IU y UPyD, los principales promotores de esta reforma electoral. El caso de UPyD es el más delicado ya que este partido dio su apoyo al PSOE para acceder al gobierno regional tras firmar un pacto de legislatura que incluía esta reforma electoral.

Ya en su momento este fue el punto más conflictivo para el acuerdo entre las dos formaciones políticas. El pacto resultante (aquí en PDF) dice:

Para alcanzar este objetivo promoveremos la inmediata constitución de una Comisión Especial para la evaluación del sistema electoral asturiano y el diseño de medidas que puedan desembocar en una reforma del mismo si goza de un amplio consenso político que, en el seno de la Junta General, se concretaría en una mayoría reforzada.

El PSOE no se ha mostrado contrario a la aprobación de la reforma, pero se niega a hacerlo por la diferencia de un solo voto. Los socialistas amparan su postura en la literalidad del pacto con UPyD. Pero una segunda interpretación diría que su responsabilidad en el Gobierno les lleva más allá de eso.

El Partido Socialista puede proponer la Ley y esperar pasivamente a ver si alcanza la mayoría reforzada necesaria o intervenir activamente como mediador para que así sea. No parece que el PSOE haya voilado abiertamente lo pactado, pero si está de verdad comprometido con la reforma de la Ley Electoral asturiana siempre le queda el debate y pedir respuestas a los argumentos de PP y FAC citados arriba. Acometer la reforma con pasión y no por obligación es lo que marca la diferencia.

De hecho, el sistema electoral es una sugerencia en la lista de temas para abordar en la renovación del ideario socialista que está teniendo lugar este fin de semana en la Conferencia Política de este partido. El PSOE tiene la oportunidad de comprometerse con la reforma de los sistemas electorales (nacional y autonómicos) para corregir su proporcionalidad y, por tanto, hacerlos más justos. Esta sería, en mi opinión, una medida bastante efectiva para acercarse al electorado que ha perdido en los últimos años.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s