La agenda setting y el Toro de la Vega

No parece que en Tordesillas (Valladolid) se sientan orgullosos por la leña moral que les está cayendo de todos los rincones de España.  Hasta hace pocos años el Toro de la Vega era un festejo que pasaba más o menos desapercibido a la opinión pública, en gran parte porque los vecinos de esta localidad prohíben filmar su tradición (o tratan de hacerlo).

Finalmente esta fiesta de pueblo saltó a la opinión pública y comenzaron las confrontaciones entre detractores y defensores (principalmente vecinos) de este festejo. Y es que resulta difícil concebir que una sociedad desarrollada del siglo XXI pueda atravesar un toro con lanzas hasta causarle una muerte lenta.

Un vistazo por la vídeoteca (fruto de la clandestinidad) es suficiente para ver en qué consiste esta tradición y como la valentía que supuestamente ensalza se basa en ir en grupo y en enfrentarse al animal en condiciones de desigualdad. Podemos decir que en otros momentos de la historia fue tradición y cultura la quema de brujas o las peleas de gladiadores.

Por todo esto uno se siente extraño cuando habla del Toro de la Vega como corresponsal español en un periódico alemán; más aún cuando escribe sobre temas muy esporádicos en este diario. Ha sido difícil elegir el Toro de la Vega en una agenda setting tan reducida. Si lo he hecho no ha sido como reflejo de lo que es España actualmente, sino porque la denuncia de esta fiesta debe traspasar los Pirineos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s