El eucalipto en Asturias, a debate

The village of Villabona (Asturias, Spain) surrounded by eucalyptus

Article written as a freelance journalist for Oviedo Diario newspaper. 09/03/2011

Llegó desde las antípodas, viene para quedarse y genera controversia. El eucalipto, un árbol de origen australiano, ya ocupa una décima parte de la superficie del Principado. Según los datos del Indurot, un organismo para el estudio de los recursos naturales adscrito a la Universidad de Oviedo, las plantaciones alcanzan las 57.000 hectáreas.

Esta extensión se ha incrementado un 9% desde 2001. Con estos datos el invitado australiano se acerca a la superficie de otras especies autóctonas como el castaño, el haya o el carballo, que rondan las 70.000 hectáreas según el Inventario Forestal Nacional del Ministerio de Medio Ambiente.

  • Fue introducido en España en el siglo XIX y las plantaciones intensas se desarrollaron en Asturias a partir de los años cincuenta del siglo pasado.
  • Por su rápido crecimiento, si se tala un eucalipto a los siete años de edad se pueden obtener 80 toneladas de madera por cada hectárea cultivada, y a los 15 años 250 toneladas, lo que lo convierte en un árbol especialmente rentable para la industria papelera.
  • Según datos de la Coordinadora Ecoloxista, representa más del 70% en cuanto a madera cortada, mientras que la preocupación por generar rentabilidad de los bosques de especies autóctonas se ve cada vez más menoscabada.

La plataforma ecologista denuncia los “efectos devastadores” sobre el entorno natural regional en este informe.

No es la primera vez que la Coordinadora Ecoloxista alerta del “problema del eucalipto”. A sus espaldas cuenta con varios informes en los que recoge una lista de efectos negativos de la especie sobre el medio ambiente. En el más reciente explican que el bosque asturiano siempre ha sido un complemento de la actividad agrícola y ganadera y que el cambio en el modelo sectorial de la comunidad autónoma, con la consiguiente reducción e industrialización de las actividades primarias, está provocando que numerosas extensiones de terreno queden abandonadas. De ahí la ‘colonización’ del eucalipto en los últimos 50 años (sobre todo de la variante globulus en la franja litoral), de la que solo se aprecian sus beneficios productivos más inmediatos porque “en diez o quince años ya te están cortando el monte”. De ahí que la totalidad de la superficie arbolada de concejos como San Tirso de Abres, Gozón o Soto del Barco son eucaliptos, mientras que en Gijón o Villaviciosa alcanzan los dos tercios.

La multinacional Ence explota 2.300 hectáreas de eucalipto en la región, lo que la sitúa a la cabeza del sector productivo en Asturias. Hace doce años se hizo con la fabrica papelera de Navia, que hoy día es la principal de sus plantas de producción en España manteniendo 2.300 empleos en la región, por encima de la de Pontevedra y de la de Huelva. Desde Ence consideran injusta la alarma que se está creando por esta especie, que “no es ni mejor ni peor que otras”. Para esta empresa el problema radica únicamente en que las explotaciones estén desorganizadas o mal gestionadas. Su responsable de Nuevos Proyectos Forestales, Francisco de Inés, asegura que en España se producen anualmente 6,5 millones de toneladas de papel, las mismas que se consumen. “El paisaje del norte de España es un paisaje mosaico, donde hay espacio para usos productivos variados”, indica. En medio de la variedad, las explotaciones de eucalipto “ocupan solamente una parte del terreno y da función a superficie antes destinada a prados o que se ha quedado inservible”. Francisco de Inés recuerda que el empleo ligado al campo ha descendido constantemente en los últimos años, y las masas forestales tienen que seguir teniendo una función para evitar su abandono.

El portavoz de la Coordinadora Ecoloxista José Manuel Lago también reconoce que el mayor peligro son las plantaciones de propietarios particulares que “tenían un prado, lo dejaron de usar y plantaron en él eucaliptos para sacar dinero”. El problema viene después, cuando algunos de estos propietarios descuidan sus plantaciones, sobre todo en el riego de incendios.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s